• Juanegro Literario

Parte 1: ¿Quién es Juanegro Literario?

Actualizado: jun 6

Antes de responder me gustaría aclarar algunas cosas.

Soy juez y parte del negocio. Vivo medianamente bien gracias a mi trabajo y nadie me puso una pistola en la sien para que firmase los contratos que impiden que desvele mi identidad.


Con esta introducción os podréis preguntar que sentido tiene que, después de doce años en la sombra, me haya decidido a lanzar esta web y autopublicar mi primer libro. Quizás la mejor forma de que me entendáis es que empiece por el principio y juzguéis vosotros mismos.


Soy un negro literario. Para los que estéis metidos en el mundo editorial sobran las aclaraciones pero para los neófitos voy a intentar explicarlo de una manera sintética ya que el tema da para muchos post y no quiero desviarme.


Hay tres tipos de negros literarios:


1- Los que se dedican a escribir discursos o mítines para personajes de renombre, como políticos o empresarios.


2- Los que se dedican a redactar novelas para escritores consolidados en horas bajas de creatividad.


3- Los que se dedican a diseñar autobiografías de personajes televisivos o artistas con dudosas capacidades literarias.


4- Ante la duda, esto no es un negro literario.


Si me tuviese que enmarcar en alguna de las opciones antes descritas me posicionaría con claridad en el punto número dos. El resto de opciones nunca las he gestionado ni he mostrado interés en ellas. Quizás considero mi trabajo más digno ya que al estar en un mundo de ficción como es la novela, la mentira es menor que si mis textos terminarán saliendo de la boca de algún político.


Volviendo al hilo. ¿Cómo acabé siendo un negro literario? la respuesta es triste, por lo menos desde mi punto de vista. Hace ya doce años, con la ilusión de un veinteañero, mandé el manuscrito de mi primera novela a tres afamadas editoriales. Ingenuo de mí, creía fervientemente que si el texto era bueno se pondrían en contacto conmigo y no dudarían en publicar tan tamaña obra maestra. Es más, se pelearían por negociar y tendría que elegir.


La realidad, como podéis imaginar, fue que durante un mes no recibí ninguna noticia. No me cansé de actualizar mi bandeja de entrada con la ansiedad del que espera el mensaje de vuelta de un amor no correspondido. Por más que diese al botoncito con forma de flecha curva del navegador la respuesta no aparecía.


No recibí ningún mail y este podría ser el final de la historia. Una, tan vulgar y común, como la de miles de escritores que nunca fueron publicados. Pero, al poco de acabar un mes desde el primer envío, no recuerdo el día exacto, recibí una llamada de un número que no tenía guardado en la agenda.


-RING, RING, RING (en realidad sonó un politono de no sé que cantante hortera, es lo que se llevaba en la época)


-¿Sí?- respondí con tedio esperando una oferta comercial de alguna compañía telefónica.


-Hola, soy Rebeca de la editorial Patatín.


Y el resto es historia. Me dijeron que mi obra era buena pero no lo suficiente. Me advirtieron que en plena crisis financiera mundial, año 2008, no se apostaba por nuevos talentos. Me preguntaron que si me interesaba ganar dinero. Me animaron a aceptar su trato. Y firmé.


Firmé no poder publicar una obra bajo mi nombre real. Suscribí no poder desvelar jamás que obras escribiría para otros. Literalmente pone en mi contrato "incluso después de muerto" ¿tendrían miedo a que resucitase? y dejé por escrito, ante notario, que mi silencio y mi incapacidad de usar mi nombre como escritor seguiría perenne incluso si la editorial decidía, de manera unilateral, dejar de contar con mis servicios.


Os preguntaréis que me ofrecieron a cambio. A fin de cuentas estaba vendiendo mi futuro como escritor.


--> Continuar leyendo Parte 2: ¿Quién es Juanegro Literario? <--

Si quieres leer la primera novela que firmo como autor pincha aquí. ¡Me encantaría conocer tu opinión!


#negroliterario #primerpost #ghostwriter

0 vistas

©2020 by Juanegro Literario.